Si en el pasado artículo hablábamos del Rooibos, una infusión que erróneamente se le llama té de Rooibos, en esta ocasión hablaremos de otro té con nombre popular y erróneo. En España de siempre hemos oído hablar del té rojo, de hecho  junto el té verde y negro, quizás sea el que más apego ha tenido a nosotros durante los años iniciales en los que el té comienza a convertirse en algo más que una moda.

 

El nombre de Pu Erh

El nombre correcto de este té no es té rojo, sino Pu Erh. El nombre lo toma de la región de Pu Erh, en la provincia de Yunnan en China, lugar de donde este té es original. Realmente no puede producirse en otro lugar del mundo que no sea ahí, pues se trata de una denominación de origen protegida. Encontrar un Pu Erh de Japón sería totalmente una incongruencia, además de que no sería auténtico.

Este tipo de té es un té fermentado, el cual como buen vino, se deja madurar durante años. A más tiempo de maduración mejor calidad y mayor coste posee. Además su sabor es más suave y aromático. Existen Pu Erhs que se dejan fermentar entre 1 año e ¡incluso 50! Los más normales en el mercado del té a granel suelen ser a partir de 2 años, y ya de por si son algo costosos ¿Imaginas cuanto sería tomar un té que se ha producido en los años 60?

 

La hoja empleada para el Pu Erh

Árbol del que se obtienes las hojas para producir el té Pu Erh
Árbol del que se obtienes las hojas para producir el té Pu Erh

El Pu Erh puede elaborarse con hojas de Camellia Sinensis var. assamica que proceden de arbustos, de árboles viejos o bien de la hoja de árboles silvestres de té. Este último caso es el que da lugar a los Pu Erhs más costosos que se producen.

El origen del Pu Erh está en el máochá (毛茶) que es el nombre que recibe al té no oxidado completamente. A partir de aquí se procesa como Sheng Cha “crudo” o Shou Chá “maduro”.

 

Beneficios de tomar Pu Erh

Respecto sus beneficios, el Pu Erh es conocido por sus propiedades quemagrasas (Ver aquí estudio científico sobre las propiedades quemagrasas del Pu Erh). Acelera el metabolismo, y como otros tés es diurético, ayudando a eliminar la grasa a través de la orina y a quemar más calorías. También es un té idóneo para luchar contra el colesterol malo. Si lo tomas después de las comidas, no solo te ayudará a disminuir el colesterol, si no también actuará como digestivo.

Otras de las propiedades por las que el Pu Erh es conocido (dejaremos de llamarlo té rojo), es por ayudar a regular el azúcar en sangre, sobre todo si le añades una rama de canela natural. La mezcla de estos dos ingredientes ha dado resultados que nivela la glucosa en sangre, por lo que sin duda puede interesar a diabéticos.

Para la gente más joven, o mejor dicho: más fiestera, el Pu Erh es bueno para luchar contra la resaca de haber consumido más bebidas con alcohol de la cuenta.

 

El sabor y presentación del Pu Erh

Este té es muy peculiar por su aroma y sabor terroso. Eso sí a más años de fermentación suele ser más suave por norma general.

El Pu Erh se puede encontrar con diversas presentaciones, tanto en hoja suelta como en bloques compactos, tipo ladrillos, tortas o nidos. En el papel que se envuelve, en el caso de bloques compactos, se encuentra toda la información sobre el productos y año de elaboración.